LAS VEGAS

vegas-8

vegas-6

vegas-7

vegas-5

vegas-13

Estoy sola sentada en una barra de bar en el lago Tahoe. Este año me he propuesto escribir y fotografiar más. Ahora que estoy más organizada.

Estreno libreta escribiendo la fecha en inglés. Y queriendo hacer nota mental de lo que fue el viaje a Las Vegas. Empezando porque sigo acordándome de ti cada vez que viajo. Aunque sé que tú no. Lo de la reciprocidad nunca fue mi fuerte.

Las Vegas es fascinante. Tanto de día como de noche. Es una ciudad de vacaciones donde todo el mundo está de buen humor y buen rollo. Salvando incidentes pasados. Todo es fácil. Todo el mundo intenta cuidarte. Puedes hacerte amiga de por vida del conductor de Uber con el que estuviste hablando de fotografía, al ver la Pentax colgando de tu cuello. Mientras ves todas las luces del Strip ya anocheciendo, y cargas con un vaso enorme de plástico con los restos de daiquiri helado, de más de medio metro de largo.

En Las Vegas puedes tener un amor de verano que dure solo un fin de semana. Pero amor de verdad por el que piensas que darías tu vida y te harías un tatuaje en ese mismo momento. Es la ciudad de las promesas y de las habitaciones de hotel multitudinarias. De comprar botellas de Vodka en las farmacias. Y desayunar chicken waffles que son una absoluta bendición de la vida, con los que gimes como cuando Harry encontró a Sallie, sin ni siquiera darte cuenta.

Es la ciudad de las luces. Del lujo. Y de sentir que eres poderosa y puedes con todo al ponerte pestañas postizas, y un vestido transparente mientras te paseas por mitad de un casino en tanga.

Es la ciudad del vale todo, y no pasa nada. Me faltó el Leaving Las Vegas, bebiendo copas gratis, con vestido de gala y sandalias, mientras mi cita apuesta a la ruleta en uno de los lujosos casinos. Y el streap club con limusina incluida cuando no tienes nada más que hacer a las 3 de la tarde. Pero no pasa nada. En Julio volveremos para la temporada de pool parties, y a conducir por el desierto echando de menos al chico del que te despediste hace tan sólo unas horas, y del que no volverás a saber nada en tu vida.

***

I’m alone sitting in a bar at Tahoe Lake. This year I proposed to write and photograph more. Now that I’m more organized.

Note book release writing the date in English. And wanting to make a mental note of what was the trip to Las Vegas. Starting because I keep remembering you every time I travel. Even though I know you don’t. The reciprocity thing was never my strong point.

Las Vegas is fascinating. Both day and night. It’s a city of vacations where everyone is in a good mood and good vibes. Saving experiences. Everything is easy. Everyone tries to take care of you. You can make a lifelong friend of the Uber driver you were talking to about photography upon seeing a Pentax hanging around your neck. While you see all the lights of the Strip already dusk, and loads with a huge plastic glass with the remains of frozen Daiquiri, more than half a meter long.

In Las Vegas, you can have a summer love that only lasted one weekend. I’m talking real love, that makes you think you would give your life and get a tattoo. It’s the city of promises and of countless hotel rooms. Of buying bottles of Vodka in pharmacies. And having chicken waffles for breakfast that are an absolute blessing of life, with those who moan like when Harry met Sallie, without even realizing it.

It’s the city of lights. Of luxury. And of feeling that you are powerful, feeling you can do anything by putting on false eyelashes and a transparent dress, while you walk through half of a casino in a thong.

It’s the city of everything, and nothing happens. I missed the ‘Leaving Las Vegas’, drinking free drinks, while my date bets on roulette in one of the casinos. And the strip club with limousine included when you have nothing else to do at 3 in the afternoon. But nothing happens. In July, we will return for the season of pool parties, and to drive through the desert missing the boy you said goodbye to only a few hours ago.

vegas-14

vegas-16

vegas-10

vegas-17

vegas-11

vegas-2

vegas-4

vegas-18

vegas-3

vegas-12

vegas-1

vegas-9

– FOTOGRAFÍAS  Y TEXTO:

sns_instagram@ceeterisparibus

– TRADUCCIÓN:

sns_instagram@katrienphilippaerts

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Abrir la barra de herramientas