ITALIA EN ANALÓGICO (parte 1)

AVENTURAS EN ITALIA PARTE 1 

Roma es una ciudad para andar, perderte y encontrarte. Para cruzar piazza Navona, y tomarte un Spritz en campo dei fiori, cenar una buena pizza en Baffetto mientras compartes mesa con una pareja de chinos y otra de turcos muy enamorados y que no hablan tu idioma, y para que el camarero te busque novio por todo el restaurante porque vas sola, y no dejes de preguntarte si la voz del pizzero es igual que la de Vito Corleone a propósito o sólo pura casualidad.

Para fumarte un cigarro sentada enfrente del Pantheon viendo pasar a la gente, y después ir a Giolitti a por tu helado de 3 sabores con nata (gracias Uxue te debo la vida), y correr hasta la Fontana de Trevi antes de que se derrita, atravesando la Galería, para poder tomártelo en las escaleras mientras escuchas el sonido del agua, y piensas que eso sí es la Dolce Vita.

Para tomar aire, y volver a perderte, y pasear hasta encontrarte con el Coliseo iluminado y rodeado de músicos callejeros, gente bebiendo vino en vasos de plástico, y disfrutas de verdad del “dolce far niente”.

roma-1

roma-2

roma-21

roma-3

roma-4

roma-41

roma-5

roma-6

roma-7

roma-8

roma-9

roma-10

roma-11

roma-12

roma-13

Florencia es una ciudad que te acoge al momento. El bullicio, ver anochecer desde el Ponte Vecchio. Subir paseando  por la mañana hasta el mirador, para tener la ciudad entera y parte de la Toscana a tus pies. Comer el mejor plato dei gnocchi de tu vida en la Osteria Santo Spirito (gracias Lucía), mientras te acompaña a la mesa un gorrión despistado, y esperas a que te sirvan con un tapenade riquísimo hecho en casa, y dos tipos distintos de panes.

Ir a ver La primavera de Botticceli ya por la tarde cuando hay poca gente, y disfrutar de la obra como si fuera la primera vez que la ves, perdiéndote en cada detalle. Tomarte un café en alguna plaza nueva que descubras, y cruzar cualquier puente que te lleve de vuelta a la plaza del Santo Spirito donde comprar una pizza en Gustapizza, y devorarla con una cerveza sentada en las escaleras delante de la iglesia, mientras les pides canciones a los músicos callejeros que van llegando, y se interesan por tu historia.

Volver andando y cruzar ya de noche el ponte Vecchio, con todas las tiendas cerradas, y pararte con cada músico callejero, hasta llegar a Piazza della Signoria para disfrutar tranquilamente de la estatua del David de Miguel Angel y sus sombras, mientras escuchas al guitarrista que nunca envejece tocar la canción de Titanic.

florencia-1

florencia-2

florencia-3

florencia-4

florencia-5

florencia-6

ceeterisparibus

¡Si quieres ver mis fotos de comida, seguir mis aventuras o preguntarme cualquier cosa ficha mi INSTAGRAM ! 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Abrir la barra de herramientas