Dear Diary: vuelta al cole

Dear Diary, September 26, 2016:

Ya ha empezado otro septiembre, y ojalá volviera también la vuelta al cole. Con esa esperanza y nervios por un año nuevo, con otros compañeros, y ese posible amor de instituto, un año mayor, que te espera a la puerta del colegio mientras eres la envidia de tu clase por tener un novio exótico que te lleva a pasar la tarde al centro comercial de Principe Pio, mientras compartís un Mcflurry con M&Ms, y os hacéis fotos poniendo caras en el fotomatón para luego incluirla en la decoración de tu carpeta forrada junto con una pegatina de Blink 182. Esa ilusión por estrenar cosas nuevas, ya sea una mochila de marca, todavía limpia y reluciente, un estuche fucsia de Puma en el que tus amigos te pondrán dedicatorias, los cuadernos de un falso Jordi Labanda que has comprado en los chinos, antes de que los problemas de matemáticas te arruinen el curso entero con sus respectivas vacaciones de semana santa en las que querías ir a la playa, o esa agenda en la que ir anotando cada mesiversario con tu novio decorado con un montón de pegatinas y dibujitos con bolis de distintos colores y sabores… Que la falda de uniforme heredada ese año por alguna compañera tuya o hija de alguna amiga de tu madre con problemas de sobrepeso, porque por entonces Jamie Oliver aún no había hecho nada por la alimentación infantil, te quedaba más ajustada, o un poco más alta, o tenías polo nuevo, comprado en oferta en Hipercor, aún de un blanco impoluto antes de sus continuos lavados a la espera de poder acabar con las manchas amarillas de desodorante alrededor del sobaco que intentan tapar el hedor a adolescente que lo impregna todo, o esos zapatos negros de plataforma, tipo mocasín, no masculino como los que se llevan ahora, sino más bien tipo ortopédico de los que usan las personas que tienen una pierna visiblemente más larga que la otra, con los que te sientes alta y esbelta, a pesar de que por debajo de la falda tus muslos rocen lo suficiente como para hacer herida por la fricción y tengas que embadurnarte con polvos de talco cada mañana, viviendo más de un episodio estilo Ross Gueler con pantalones de cuero, porque el único deporte que practicas es el de llevarte a la boca el sándwich de nocilla sin bordes mientras ves Rebelde Way soñando con hacerte el piercing que lleva Vico atravesando su oreja cuando cumplas 18 años. Thanks god que no te hiciste el arete en la nariz porque sino dificultaría tu pulida técnica de contouring, con la que cambias la forma de nariz a tu antojo, pasando de mujer alcoholica a Rihanna con un par de retoquitos todos los fines de semana.

Ya no existe esa facilidad para conocer gente y cada vez somos más exigentes, salvo que seas Tinder nivel avanzado, o no tengas más obligación  que ver series hasta tarde y emborracharte un miércoles hasta las 7 de la mañana en la Vía Láctea. Si tienes 25 años, un trabajo de sueldo precario pero muchas horas de trabajo, sigues compartiendo habitación con tu hermana, y eres lo suficientemente respetuosa como para evitar a toda costa despertarla encendiendo la luz, o evitando una fácil caída sobre su cama borracha, dada la limitación del espacio, y las continuas miradas de desaprobación de tu madre, como si fueras una adolescente sin cabeza, que está inmersa en un alocado bucle de drogas duras a la espera de que venga Hermano mayor a corregir mi inapropiado comportamiento, es muy difícil empezar de 0 haciendo amigos nuevos o conociendo a ese chico especial al que poder llevar en la cartera, junto con el papel para los porros. Así que de momento ya tengo mi estuche nuevo de 3 pisos de los Minions con un montón de rotuladores de colores.

ceeterisparibus

collage-vuelta-al-cole

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Abrir la barra de herramientas