TODO LO QUE NECESITAS SABER DE LA COPA MENSTRUAL DE LA MANO DE GLUPCUP!

GlupCup no es sólo una copa menstrual creada y fabricada por jóvenes emprendedoras españolas. Es el primer proyecto solidario, en el que ya no sólo parten con la idea de educación y concienciación social, sino que por cada copa menstrual vendida, ellas se comprometen a donar otra a mujeres necesitadas.

Tenemos la oportunidad de hablar con Alicia Nieto, fundadora de GlupCup, para que nos cuente un poco más sobre su interesantísimo proyecto. 

vamos a revolucionar las reglas

GLUPCUP!

En primer lugar quería darte la enhorabuena por el increíble proyecto que has comenzado, y darte las gracias personalmente, por haberme cambiado la vida. Yo creo, que como muchas, tenía curiosidad y ganas por probar la copa, pero nunca me atrevía a dar el paso. Quizá por falta de información, o pereza, o no conocer a nadie que pudiese contarme su experiencia en primera persona. He de admitir que no puedo comparar vuestra copa con ninguna otra marca, pero de verdad que es un cambio de vida. La libertad que sientes al no tener que preocuparte por nada. Esos pequeños detalles e incomodidades a los que ya nos hemos acostumbrado, ya sea tener que llevar siempre compresas y tampones en el bolso para estar preparadas, la falta de confianza cuando dormimos fuera por si manchamos las sábanas, el espacio que ocupamos cada vez que viajamos, la sensación de pesadez y falta de higiene con la que nos despertamos cada mañana… Todo eso cambia con la copa, con la que puedes dormir tranquila, sabiendo que ni vas a manchar ni puedes ser víctima del síndrome del shock tóxico producido por el uso de tampones. Que no necesitas hacer sitio en tu equipaje cada vez que te vas de viaje, que no es en absoluto traumático tener que vaciar la copa en un baño público, y que con el tiempo que puedes llevarla puesta sin llenarla, muy rara vez tendrás que hacerlo… Y además en un par de meses ya has amortizado el coste de habértela comprado.

¿Cuándo te atreviste a dar el paso a pasarte a la copa? ¿Dónde buscaste la información? Y ¿Cómo surgió la idea de todo el proyecto GlupCup?

Me pasé a la copa menstrual hace casi un año por las mismas razones que nombrabas tú antes. Cada vez que me ponía un tampón sentía que mi cuerpo lo rechazaba, que me resecaba y que me hacía daño cada vez que tenía que sacarlo. Por no hablar de la incertidumbre cada tres horas, el tampón hinchado en la playa y los bártulos que tenía que llevar siempre encima. De hecho, ese fue un poco lo que me empujó a tomar la decisión: me iba de viaje cinco meses y no podía llevarme decenas y decenas de tampones y compresas.

Había oído hablar de la copa a alguna amiga, pero no sabía mucho sobre ella. Opte por acudir a una farmacia y, aunque la farmacéutica andaba igual de perdida que yo, acabé comprando la copa menstrual que me acompañaría durante todo el viaje.

Desde el primer día, fui feliz. Los dos primeros meses tenía alguna fuga, pero el resto fue coser y cantar. ¡No me podía creer que no la utilizásemos todas las mujeres del mundo! En ese momento empecé a informarme sobre la historia de la copa y aluciné al ver que tenía más de 100 años de vida y que nos la habían ocultado. Evidentemente a las grandes corporaciones no les sale rentable un producto que dura 10 años, así que me tomé la causa muy a pecho y decidí que mi objetivo durante los próximos meses sería dar acceso a la copa menstrual a todas las mujeres del mundo.

¿Cómo llevaste a cabo el desarrollo de todo el proyecto? Desde la idea de crear una copa menstrual, a la elección de tallas y colores, el increíble pack con el que viene, y decidir ser la primera copa menstrual solidaria.

Desde hace unos cinco años tengo alma de emprendedora gracias a mi chico y, de hecho, fue él el que me empujó a dar el paso y empezar el proyecto. Durante el viaje, cada día que me venía la regla le hablaba de lo maravillosa que era la copa y del desconocimiento que tenemos las mujeres sobre la menstruación. Así que al volver del viaje empecé a darle forma a la idea y lo único que tenía claro es que quería que la parte solidaria formase parte ella.

Empecé buscando proveedores. Fue lo que más nos costó porque es un producto que no está muy popularizado, pero después de probar 4 prototipos de diferentes países me decanté por una marca canadiense. Tardé poquísimo en introducirla, no tenía fugas y no la sentía dentro. ¡Era la copa perfecta!

Quisimos que nuestro color corporativo fuese el azul para huir del estereotipo del color rosa para chicas, así que ese lo dejamos para la talla grande. Así diferenciábamos las dos copas y teníamos dos colores muy juveniles con los que trabajar. El packaging lo hizo mi chico y lo que queríamos era transmitir que la copa menstrual no era sólo cosa de hippies ecológicas feministas. La menstruación es cosa de todas y todos, incluidas las niñas que tienen su primera regla y a las que queríamos convencer.

El último paso era echar números y vimos que podíamos ofrecer una copa donada por cada copa comprada. Era nuestro sello de identidad y creo que el factor más importante de cara al crowfunding que pusimos en marcha. En 40 días logramos 10.000 euros y nos sirvió para darnos cuenta de que las mujeres tenían muchas ganas de dar un cambio a su menstruación.

¿Ya sabéis cómo vais a llevar a cabo esa labor solidaria? ¿Qué tipo de centros o de mujeres se van a beneficiar de vuestras donaciones? ¿Cómo esperáis esa primera respuesta?

Vamos a hacer las donaciones durante todo el mes de octubre. Tenemos más de 450 copas para donar porque seguimos sumando a través de las compras de la tienda online, así que podemos abarcar más de una causa.

Para esta primera tanda vamos a trabajar a nivel nacional con mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de trata, mujeres en riesgo de exclusión, mujeres en zonas de conflicto y refugiadas. Y a nivel internacional enviaremos copas a Senegal y a Tanzania con dos proyectos preciosos.

Por lo que hemos hablado con los técnicos y los formadores de las asociaciones, creemos que va a tener una gran acogida. Son mujeres que reciben mucha información y ayuda sobre educación sexual y menstrual, pero no cuentan con los medios para llevar a la práctica esos cambios. Así que, en algunos casos seré yo quien haga los talleres con ellas y vea sus reacciones y en otros, como víctimas de violencia de género, serán el personal de confianza de las asociaciones quien lo haga.

Sea como sea, ¡es de lo que tengo más ganas desde que empezamos con GlupCup!

Es cierto que con la compra de la copa, el pack incluye un didáctico y sencillo manual de usuaria con el que tratáis de explicar, educar y quitar todos los miedos que tienen la mayoría de las mujeres a la copa menstrual y al proceso de la regla en general, haciendo de ello algo totalmente natural. ¿Habéis pensado realizar talleres de concienciación en colegios, institutos o universidades? ¿Es fácil encontrar apoyos en la comunidad educativa, para poder seguir avanzando en temas de concienciación social o sexual? ¿O sigue habiendo muchos tabúes incluso en el tema menstrual?

Es uno de los siguientes pasos que daremos sin duda. Lo primero que queríamos dejar encauzado era el tema de las donaciones, pero durante el año que viene le daremos prioridad a la educación menstrual.

Como bien dices, queremos fomentar el uso de la copa desde la primera regla así que espero que nos abran muchas puertas en colegios e institutos. Al menos las mismas que están abiertas para las empresas de tampones y compresas.

De momento por los mensajes que nos llegan y por lo que vemos en los eventos a los que acudimos, queda muchísimo trabajo por delante. Nos sigue dando vergüenza hablar de algo que nos pasa a todas una vez al mes y eso no puede ser. No queremos que se hable todos los días de ello, pero al menos sentir la tranquilidad de poder hablar de ello y de que nos apoyamos entre nosotras. La educación tiene que darse desde casa y son muchas las madres que usan la copa y no logran convencer a sus hijas para hacerlo por el qué dirán en el colegio.

También quiero añadir que muchos hombres han comprado la copa a sus hijas y novias. ¡Es de las cosas que más nos ha sorprendido!

¿Qué consejo les darías a todas las chicas que no saben aún si atreverse, o que directamente son reacias a su uso?

Que pregunten a cualquier mujer que utilice la copa menstrual si volvería a los tampones. El porcentaje de éxito es de un 99% y ese 1% restante se achaca a problemas de salud o a errores al elegir la talla.

Que piensen, no solo en el dinero que se ahorrarán y en los desechos que evitarán al planeta, que piensen en su salud. Si se leen el prospecto de los tampones dudo que se pusieran ninguno nunca más. Nos han tenido engañadas durante mucho tiempo y es la labor de cada una de nosotras salir de ahí.

Y, por supuesto, que dejen los “me da asco” de lado. La copa menstrual no significa llenarte las manos de sangre y meterte los dedos hasta las entrañas. La copa te conecta con tu cuerpo y te hace darte cuenta de que tu sangre no huele mal y que las cantidades que pensabas que expulsabas no son tan grandes como parecían en el tampón.

¿Cuáles son las dudas más frecuentes a las que te enfrentas a diario y cuáles las preguntas que más te han sorprendido? ¡Me encantaría la idea de un libro ilustrado con viñetas llenas de anécdotas con las que os estáis encontrando!

¡No te creas que no lo he pensado!

Lo que más me sorprende es el asco que nos da tocar nuestro propio cuerpo y nuestra propia sangre o la vergüenza que nos da cambiarnos en un sitio público y tener que dar explicaciones.

Y la que más me preocupa es el hecho de que muchas mujeres no saben cuántos orificios tiene su cuerpo y para qué sirve cada uno de ellos. He tenido que explicar varias veces que no hay que quitarse la copa al hacer pipí porque son orificios diferentes.

El resto de dudas son más lógicas: cómo introducir, cómo lavar, cómo extraer… Cada mujer es un mundo y cada una tiene que dar con la táctica que mejor le va, pero estamos para ayudarlas a todas e intentamos hacer un seguimiento de cada caso.

En sólo un mes desde que lanzasteis la tienda online, ya habéis vendido más de 470 copas, ¿te esperabas esta acogida? ¿Qué objetivos tenéis a medio y largo plazo? ¿Tenéis pensado vender y concienciar en otros países que no sean España? ¿Alguna idea de colaboración con ONGs a escala mundial?

No nos esperábamos algo así porque al tratarse de un tema tan tabú nos daba mucho respeto meternos en la vida menstrual de las mujeres. Pero a la mayoría de nuestras clientas lo que les faltaba era información para atreverse a dar el paso, así que creo que hemos aparecido en el mejor momento.

Estamos trabajando muy duro para llegar a más mujeres, por lo que creo que de momento nos quedaremos en España, aunque hemos hecho envíos a Europa y Latinoamérica. Queremos hacer las cosas bien, pasito a pasito y calando hondo en las conciencias de todas. ¡Ojalá en unos años te pueda dar otra respuesta!

Por último, pero no por ello menos importante, me gustaría hablar del increíble impacto medioambiental, y que nos hablases un poco más de los datos objetivos, en cuanto a la cantidad de residuos que cada mujer produce al año, por el simple uso de compresas y tampones. Y el gasto en que incurrimos anualmente, sin apenas darnos cuenta.

¡Yo cuando me puse a echar cálculos no me lo podía creer!

Cada mujer utiliza de media 12.000 tampones y 6.000 compresas o salvaslips durante los 35 años que dura su periodo fértil. Esto supone unos 5.000€ que podríamos ahorrar por mujer.

Además, generamos unos 7.500 Kg de residuos cada una, equivalentes al peso de tres elefantes adultos. Para que te hagas una idea, el aplicadpo.

Con los cálculos anteriores, si el 50% de mujeres usasen la copa, cada mujer evitaría más de 3.500 Kg de residuos. Ya no hablamos de un granito de arena…

¿Algo que más que quisieras añadir o remarcar?

Darte las gracias por ser una de las mujeres en salir de su zona de comfort y permitirte a ti misma una vida mejor. Y gracias por dar voz a proyectos como este, ¡entre todas vamos a conseguirlo!

 

 

GLUPCUP!

sns-facebook/glupcup

sns_instagram@glupcup

 

ceeterisparibus

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies